5 Cosas que no debes hacer en el Metro de Caracas.

1. Hacerte el dormido para no ceder el puesto.

En el metro de caracas pareciera que las mujeres embarazadas y adultos mayores producen algún tipo de substancia que hace que los usuarios que van sentados se duerman profunda y repentinamente, con la intención de tener una excusa para no dar el puesto.

galeriafotoshome_dormir_al_japo_jzq_ec029bde

2. Quedarte parado en el medio de la puerta del tren.

Mientras más gente haya en el vagón del metro, más son las personas que creen tener capa de invisibilidad, por tanto poco les importa quedarse en el medio de las puertas y obstruir la entrada y salida de usuarios, pero que nadie los tropiece porque resultará culpa del que lo golpeo sin querer.

3metroc7630lds

3. Pararte a saludar en el medio del andén.

Entre más gente haya, más se extiende el saludo de los amigos que se encontraron en el medio de la turbulenta estación de Plaza Venezuela, se quedan como piedra de río a hablar sin importar absolutamente nada.

4. Entrar sudado o mojado a la estación más concurrida.

No está bien ignorar el olor que emana el sudor, y no solo eso, sino la incomodidad para los usuarios del metro que les toca “calarse” a los que se le olvidó el desodorante o se excedieron patineteando o jugando basket.

5. Quedarte parado en las escaleras y caminadoras mecánicas.

En una ciudad como la nuestra, las escaleras mecánicas están hechas para agilizar el paso, es decir no para lo que la utilizan aquellos usuarios que se quedan dormidos desde el primer escalón hasta el último, o los que se estacionan en medio de las mismas obstruyendo el paso.